Madera

La madera y su evolución histórica

La madera al igual que la piedra y el barro, es considerada como uno de los materiales más antiguos y de mayor uso por los seres humanos, para la construcción de refugios o espacios para resguardarse de la intemperie, conocidos en la actualidad como viviendas.

Su uso en la construcción fue evolucionando con el paso del tiempo; en un principio, las generaciones utilizaban la madera de forma muy rudimentaria, aprovechando troncos de árboles o ramas con hojas para crear una cubierta muy simple pero efectiva y así protegerte de los agentes naturales como: El calor, frió, viento y agua.

Posteriormente, se comenzaron a utilizar piezas más pequeñas del tronco para darle forma a refugios mejor estructurados y resistentes. De esta manera, las personas hacían uso de piezas más específicas para producir separadores, paredes, puertas, entre otros.

Evolución de las casas en madera

La evolución de la sociedad hizo que las construcciones en madera fuesen aún más complejas, dado que, debían estar preparadas para soportar condiciones ambientales de cada región; por ejemplo, en comunidades donde el clima es muy frío, siendo propicia para generar calor.

Por otra parte, existían sociedades que establecían sus casas en ríos, por lo que la madera les permitía adaptarse a la geografía de la región y producir viviendas flotantes, siendo este recurso, la madera, la opción más viable en su proyecto de construcción.

Actualmente, la madera es un recurso natural de mucha utilidad, no solo para construcción sino para artículos específicos, herramientas, medios de transporte, entre otros.

¿Casas con madera?

La madera como material de construcción tiene varias ventajas. Para empezar, es un material económico, amigable con el medio ambiente y no se necesita de mucho tiempo para poder levantar una casa cuyos cimientos sean en madera.

Además, es muy segura y funciona como aislante ambiental. Por consiguiente, se reducen los gastos en energía de la casa fabricada en madera respecto a otras alternativas sin la necesidad de recurrir a aislamientos adicionales.

Ventajas de construir en madera.

  • Es un material natural, renovable y reciclable.
  • Tiene un excelente comportamiento como material aislante, tanto del ruido como de la temperatura.
  • Es un recurso abundante y por tanto de un coste relativamente bajo.
  • El consumo energético necesario para construir con madera es muy inferior.
  • Ligera con una alta capacidad de carga. Por tanto, las estructuras son más livianas y se requieren cimentaciones menores.
  • Apta para toda clase de ambientes, incluido zonas cercanas al mar.

Su impacto en el ambiente

Se destruyen los bosques. Esto sería cierto si no existiese una normativa que garantizara que los árboles que se cortan sean repuestos. También hay que mencionar que árboles como el pino son de crecimiento rápido, sirven para restaurar bosques y son muy útiles en la construcción de viviendas y demás estructuras.

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados